En 3 actos el fujimorismo demuestra que acaba de retomar el camino de la mecha

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Cómo olvidar aquellos tiempos cuando los fujimoristas pedían paz, diálogo y reconciliación. Fue justo cuando encarcelaron a Keiko. Más de uno sospechó que su pedido de paz era más falso que Cersei Lannister aceptando la tregua de Daenerys Targaryen. Y así fue.

1. La mecha en el Congreso

En el Congreso, el keikismo ya no tiene mayoría en el parlamento, pero aún manejan algunas comisiones. Estas son las principales jugadas que ejecutan para morir dando pelea:

  • Daniel Salaverry está convencido de que los fujis quieren sacarlo de la presidencia del Congreso para que retomen el poder del parlamento. Según Hildebrandt en sus trece, para consumar su plan, impulsan la denuncia de violencia verbal interpuesta por Beteta en la Comisión de Ética.
Intervención: Útero.Pe

Meses encerrada parecen no haberla cambiado. Intervención: Útero.Pe

2. A Keiko se le acabó la paciencia

Todas las ganas de colaborar con la justicia de Keiko se disolvieron tanto como sus ganas de dialogar con el gobierno. Cuando José Domingo Pérez asistió ayer para tomarle su declaración por el caso Lava Jato, la lideresa se negó a hablar. Alegó que ya entregó toda la documentación requerida y se acogió al “derecho a guardar silencio”.

Imagen: Twitter

Imagen: Captura de Twitter

Al mismo tiempo, los keikistas iniciaron una campaña en redes con el hashtag “#KeikoLibertad”. El blindado Becerril, por ejemplo, recordó sus años estudiantiles de troskista y tuiteó que se “acabó la paciencia” y que había que “exigir la liberación de Keiko en las calles”.

https://platform.twitter.com/widgets.js

https://platform.twitter.com/widgets.js

https://platform.twitter.com/widgets.js

https://platform.twitter.com/widgets.js

https://platform.twitter.com/widgets.js

3. El botellazo a José Domingo Pérez

Al salir del penal de Chorrillos, una turba de fujimoristas (perdón por la redundancia) acorralaron al fiscal Domingo Pérez y le arrojaron botellas a medio llenar, las cuales le cayeron en la cabeza. El resultado fue un “traumatismo encéfalo craneano superficial”.

https://platform.twitter.com/widgets.js

No es la primera vez que los seguidores de Keiko utilizan la violencia durante las diligencias de ley. El año pasado, la prensa también denunció haber sido víctima de sus golpes.

La abogada de Keiko, Giuliana Loza, declaró hoy en RPP que su clienta y ella condenan cualquier acto de violencia. Cuando Josefina Townsend le preguntó si no le recomendaría que tuitee alguna condena contra la violencia, Loza respondió: “Es probable. Si es que les agrada algún tuit, lo conversaremos”. Al cierre de esta nota, no existió tal tuit.

Fujitroll promedio. Imagen: Captura Facebook

Fujitroll promedio. Imagen: Captura Facebook

La finalidad de tanta desesperada violencia, como advierte Gorriti, es tirarse abajo el acuerdo de colaboración eficaz de la Fiscalía y de la Procuraduría con Odebrecht. De ese mismo plan, según Hildebrandt en sus trece, forma parte la interpelación contra el ministro de Justicia, Vicente Zeballos. Para dar su último golpe, cuenta Gorriti, los fujimoristas contarían con la guía de Alan García. Mucho ojo (y cascos).

Texto e imágenes de: Utero
@ En 3 actos el fujimorismo demuestra que acaba de retomar el camino de la mecha

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Leave A Reply