Dice la PUCP que no cumplió la ley porque no tenía plata, pero sí le alcanzó para estas millonarias inversiones

0

La semana pasada les contamos que la PUCP realizó cobros ilegales a sus alumnos, exigiéndoles el pago de moras desproporcionadas por retrasarse en las pensiones.

Luego nos enteramos que lo hicieron a propósito, sabiendo que era ilegal:

En esta tibia entrevista (sorry, not sorry), Rosa María Palacios le pregunta a Marcial Rubio —rector de la PUCP desde el 2009— por qué la universidad no adaptó su política de moras a lo que exigía la ley en el 2012. Esta fue su respuesta (minuto 7:37):

La universidad, frente a la posibilidad de no pagar la planilla, se vio en la imposibilidad de cumplir la ley y siguió aplicando la multa de medio crédito por la mora en el pago. (…) Yo como rector, no podía condenar a la universidad a cerrar.

Aquí un poco de contexto: de acuerdo con Marcial, el proceso judicial con el Arzobispado de Lima —que empezó en el 2012 y que la PUCP terminó ganando (?)— dejó a la universidad sin poder acceder a créditos bancarios internos por lo que no podía dar sus bienes como garantía de préstamo. Estuvieron en esas hasta diciembre del 2016. Eso quiere decir, que, durante cuatro años —una vez más, según Marcial— la universidad “vive de la plata que cobra”. 

Entonces, como los bancos no le prestaban plata, decidió acudir a otros bolsillos: el de sus alumnos.

Subvencionando a la PUCP

Dice Marcial —en la misma entrevista— que las pensiones de la PUCP representan “solo” el 52% del presupuesto total de la universidad. Así se reparten el resto de porcentajes (según Rubio, que los considera un subsidio):

  • “Enseñanza de educación continua” (19%)
  • Plaza San Miguel (9%)
  • “Otros bienes” (3%)
  • “Fondos que gana la PUCP para financiar investigación, consultorías que hace y la venta de servicios” (17%)

También precisa el rector que la universidad jamás podría haber pensado en solucionar su problema de falta de dinero incrementando las pensiones porque su “política social” es “abierta” y quieren que la educación que brindan esté al alcance de todos.

Si eres alumno de la PUCP y soltaste una risa de burla tras leer el párrafo anterior, no estás solo. Pero Marcial quiere que sepas que, si el monto de tu pensión se incrementó progresivamente en todo este tiempo es solo por ajustes que la economía nacional obliga.

Pero Marcial, ¿qué haces construyendo, entonces?

Chiste interno. Composición: Utero.pe

Chiste interno. Composición: Útero.Pe

Si, como dice Marcial Rubio, la universidad se la pasó “viviendo de lo que cobraba” desde el 2012 hasta que acabó el 2016, ¿por qué Carlos Fosca, entonces vicerrector administrativo*, anunció en mayo del 2013 que se alistaba una inversión de S/160 millones para nueva infraestructura? 

* Carlos Fosca ha renunciado al cargo tras el escándalo de los cobros ilegales.

Ese proyecto, además, fue manejado por Sasaki, un estudio de arquitectos de Boston —de larga trayectoria— que definitivamente no se ve barato. Basta con leer todo el proceso detrás del proyecto: encuestas, estudios, visitas, análisis de datos, recopilación de información sobre cómo opera la PUCP, etc.

Foto: Captura

Esto no se ve nada barato. Foto: Captura

Peor aún, en entrevista con Gestión en el 2013, Carlos Fosca anunció también otra inversión por US$50 millones para Plaza San Miguel (en un plazo de 5 años) y declaró esto:

El conflicto con el Arzobispado de Lima no es un obstáculo para realizar desembolsos. El 80% de ellos han sido hechos con recursos propios hasta ahora.

Marcial, ¿nos estás queriendo florear? Otro dato: entre el 2011 y el 2014, la PUCP invirtió S/30.5 millones en distintos edificios dentro de su campus (Tinkuy, laboratorios, ampliación de facultades y de la Biblioteca Central).

TL; DR (o sea, “muy largo, no leí nada”)

  • Marcial Rubio dijo que la PUCP, entre el 2012 y el 2016, estaba recontra ajustado de plata por culpa de su conflicto legal con el Arzobispado de Lima.
  • Como le faltaba la plata, decidió no aplicar la ley en la universidad (también desde el 2012) y seguir cobrando moras desproporcionadas a sus alumnos porque —dice Marcial— no quería subirles la pensión.
  • De acuerdo con Rubio, las pensiones cubren poco más de la mitad que el presupuesto de la universidad para funcionar en un año.
  • Sin embargo, pese a lo ajustados que estaban, en ese mismo lapso de tiempo planificaron y ejecutaron millonarias inversiones. Peor aún, su antiguo vicerrector académico dijo que el rollo con el Arzobispado NO era un obstáculo para mover tanta plata.

Para cerrar este post, una precisión que Marcial Rubio —autor del libro El sistema jurídico. Introducción al Derecho (y profesor del curso introductorio al Derecho en la facultad)— apreciará:

No podemos decir que Marcial Rubio ha cometido un delito, pues no se ha roto ley penal alguna. Lo que se puede afirmar es que el rector de la PUCP ha incurrido en actos ilícitos, lo cual no lo convierte en un delincuente, pero sí en un tipo que ha incurrido en actos ilegales

La buena noticia es que, en privado, ustedes pueden llamarlo como les parezca.

Texto e imágenes de: Utero
@ Dice la PUCP que no cumplió la ley porque no tenía plata, pero sí le alcanzó para estas millonarias inversiones

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Leave A Reply