Así fue el cruel asesinato de Marisol, la mujer hallada dentro de un cilindro en VES

0

¡Macabro! Estudiante de Enfermería tuvo triste final

Una joven de 25 años fue encerrada en un cilindro de metal, cubierto con cemento, y arrojada en una fosa de tres metros de profundidad. Vecinos de Villa El Salvador observaron a cinco sujetos cuando trataban de desaparecer el cadáver, por lo que dieron aviso a la Policía.

Poco después de las 3 de la tarde del lunes, una retroexcavadora se estacionó en un arenal, cubierto de inmundicia, ubicado en los alrededores de la cuadra 48 de la avenida Pachacútec, en Villa El Salvador, según observaron vecinos de ese distrito.

“ERAN CUATRO EXTRANJEROS”

Las personas que estaban a bordo de la máquina hicieron una fosa de tres metros de profundidad. Después de varios minutos, se retiraron del lugar.

Su presencia pasó desapercibida hasta cinco horas después, cuando apareció una minivan.

Un vecino indicó a la Policía que observó a cinco sujetos descender de la unidad con un cilindro y luego lo arrojaron al hoyo.

Los sospechosos trataron de tapar la fosa con palas, pero en ese momento un grupo de vecinos los increpó. Estos, por su parte, se retiraron de la zona bajo amenazas.

Fuimos a increparles porque pensamos que estaban arrojando basura, pero ellos nos amenazaron. Cuatro tenían el acento venezolano”, dijo un testigo a las autoridades.

HALLAZGO MACABRO

Decenas de moradores, extrañados por lo sucedido y por el olor que despedía el cilindro, se reunieron alrededor de la fosa y consiguieron extraer el objeto. En una de las compuertas del barril metálico había sangre, lo que acrecentó sus sospechas.

Ante esa situación, los vecinos dieron aviso a los agentes de la Policía Nacional del Perú, pues pensaron que se trataba de un cadáver.

Debido a que el barril no se podía abrir, integrantes del Cuerpo General de Bomberos fueron alertados. Ellos llegaron hasta el lugar y con una sierra eléctrica, después de casi una hora, cortaron el cilindro y rompieron el concreto que lo cubría.

Lo que se halló fue terrorífico. Un cuerpo de mujer en descomposición, de entre 18 a 25 años, en posición fetal, estaba dentro del cilindro. Tenía ropa interior roja, estampada con un diseño color blanco, un mandil y una chaqueta del Instituto Arzobispo Loayza, según las primeras diligencias de los peritos de Criminalística.

LE ECHARON ÁCIDO

La hipótesis que maneja la Policía es que la mujer fue torturada y que sus asesinos le rociaron ácido muriático en el rostro. Precisamente, en los alrededores de la fosa se hallaron botellas de ese ácido y guantes, que presuntamente usaron los sujetos para que no reconozcan sus huellas.

Cuando el caso se hizo público, familiares de Marisol Estela Alva, de 25 años, se dirigieron a la Morgue la mañana de ayer, pues temían que el cadáver hallado en un cilindro correspondiera a su familiar. Ella fue reportada como desaparecida el último viernes y estudiaba Enfermería en el Instituto Arzobispo Loayza.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Leave A Reply