Así fue como Cipriani cerró un negociazo con el “hermanito” Oviedo (y hasta indirectamente con Toñito Camayo)

0

Hace más de dos meses nuestro país vive casi a diario un capítulo nuevo producto de la revelación de los audios de la corrupción en el sistema judicial. En realidad más que lo judicial, el escándalo alcanza a varias esferas del poder, desde el Congreso hasta (en una sociedad pre moderna como la nuestra) la influyente Iglesia Católica.

¿Por qué la Iglesia?

Nosotros en este Útero ya habíamos advertido la cercanía entre el arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani y uno de los principales acusados en el caso Cuellos Blancos del Callao, Edwin Oviedo, empresario azucarero y presidente de la intocable Federación Peruana de Fútbol.

  • En esa misma casa de estudios es empleado Enrique “el negro” Vidal, un exoperador montesinista también mencionado en los audios de la corrupción de este siglo.

Ahora que ya recordaste todas las veces en que el cardenal ha tenido una pequeña coincidencia con los personajes protagonistas del escándalo #LavaJuez, veremos a continuación su posición con respecto a estos graves hechos que comprometen en especial a los fujimoristas.

Cipriani, el adulón

El cardenal, siempre metiche atento a la coyuntura nacional, se ha referido al caso que llena las portadas diariamente. Pero, lejos de condenar a los protagonistas (amigos de Oviedo), ha esbozado el mismo discurso que hemos escuchado en cualquier congresista de Fuerza Popular:

“Estos audios son un chantaje”.

bla bla

Y también pidió que se publiquen toodos los audios.
Imagen: captura web

Pero eso no fue todo. El 21 de julio pasado, felicitó al fiscal de la Nación, Pedro PinoChávarry, quien fue electo en medio del escándalo con un montón de dudas (y ahora certezas) en sus espaldas.

Image b

¿Cipriani opinando igualito que los naranjas? Nunca me lo hubiese imaginado.
Imagen: captura web

Sin embargo, existe una posible explicación para que el cardenal esté más preocupado por los audios que por su contenido y tiene que ver con plata pues, con qué más.

Cipriani el negociante

Antes de continuar, es necesario darle play a este soundtrack que amenizará la lectura:

Todo ocurrió en noviembre del año pasado. Entre bombos, platillos y cánticos eucarísticos se anunció una alianza estratégica entre el Arzobispado de Lima y la Federación Peruana de Fútbol, dirigida por el investigado Edwin Oviedo.

El objetivo fue la construcción -que ya empezó- del Centro de Selecciones Nacionales. El área tiene una extensión de 114 mil metros cuadrados, está ubicada en Chaclacayo y tienen planeado hacer seis canchas de medidas profesionales. Algo muy bacán, excepto porque estarán en los terrenos de la Iglesia Católica.

Pacto de Imagen: Federación Peruana de Fútbol

En abril el besamanos, en noviembre la alianza. Y Oviedo ya estaba en la mira de la justicia.
Imagen: Federación Peruana de Fútbol

Cipriani estaba tan emocionado con esta firma para limpiar su imagen en el último año como obispo de cesión de uso de terreno por 40 años, que llamó a este centro como “El santuario del deporte”. La FPF ha difundido la maqueta de lo que será esta nueva edificación.

Y explotó el escándalo

Ahora sí. Meses después de esta pacto Iglesia + Fútb0l = Mucho Dinero, todo el país fue testigo de los audios que desnudaban la corrupción en el sistema judicial. Y Oviedo era uno de los hermanitos protagonistas:

  • Está siendo investigado por otorgar dinero y otros beneficios (como llevarlo al Mundial) al juez supremo César Hinostroza a cambio de favores judiciales.

Pero no es el azucarero el único empresario que pulula entre el fútbol y la justicia. Gracias al convenio firmado con Cipriani, un hermanito más fue beneficiado.

El presidente de la FPF declaró a RPP que, para la construcción del Centro de Selecciones Nacionales, se contrataron los servicios de la empresa Iza Construcciones e Inmobiliaria SAC, que es nada más y nada menos que ooootra de las firmas dirigidas por Antonio “Toñito” Camayo.

“Puntualmente, él realizó un trabajo donde hubo una licitación para una etapa de una obra que estamos construyendo en la nueva Videna, el centro de selecciones en Chaclacayo”.

En su defensa, Oviedo indicó que él no participó de la licitación sino que esta estuvo a cargo de cuatro altos mandos de la FPF, entre ellos Juan Matute, el secretario general de la federación que ha salido hace poco en defensa de su presidente.

“El grupo Iza ganó de forma lícita la licitación porque presentó una mejor propuesta para la nivelación de canchas. (…) El monto fue de 922 mil soles”.

Ahora entendemos por qué el cardenal llama “chantaje” a una serie de valientes investigaciones periodísticas y por qué felicita a Chávarry, el fiscal de la Nación que ataca precisamente a los periodistas. Poderoso caballero.

El buen dinero. Imagen: Útero.Pe

El buen dinero.
Imagen: Útero.Pe

Útero.Pe intentó comunicarse con el Arzobispado de Lima para preguntarles más detalles del acuerdo (cuánto dinero recibieron por la cesión) y sobre la situación de la Casa de Retiro Cardenal Cushing, que funciona en los terrenos que han sido cedidos a la FPF. Sin embargo, al cierre de esta nota no obtuvimos respuesta.

Texto e imágenes de: Utero
@ Así fue como Cipriani cerró un negociazo con el “hermanito” Oviedo (y hasta indirectamente con Toñito Camayo)

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Leave A Reply