BOMBA: Según este testigo, Rolo Reátegui era el Glovo de Keiko para la lavandería

0

Anoche, mientras hacías quién sabe qué con tu vida, IDL-Reporteros soltó la confesión del testigo protegido (TP) 2017-55-3¿Y quién es ese? Esa es una pregunta que los keikistas —que ahora coordinan campañas de desprestigio por Telegram (como un WhatsApp pero “más seguro”)— también se están haciendo. Después de todo, lo que este testigo le ha dicho al Ministerio Público es que:

  1. Rolando Reátegui y un puñado de fujimoristas fueron los couriers encargados de mover el más de millón de dólares que Odebrecht le entregó a Keiko Fujimori  durante la campaña del 2011. Básicamente, el fujimorismo habría inventado el Glovo antes de Glovo , pero para la lavandería.
  2. El sistema de lavado consistía, siempre según el testigo, en darles decenas de miles de dólares a cada uno para que los hagan pasar como aportes particulares al partido Fuerza 2011 (usando un sistema muy monse, por cierto).

¿Listos para desgranarlo todo?

Glovo antes de Glovo

Resulta que los congresistas de la República también puede ir a tu jato para hacerte encargos. Foto: Útero.pe.

Resulta que los congresistas de la República también puede ir a tu jato para hacerte encargos. Foto: Útero.pe.

Antes de Fuerza Popular existió Fuerza 2011, pero antes de eso existió Alianza por el Futuro, conformado por una coalición de fujimoristas que andaban dispersos. Tras las elecciones del 2006, lograron 13 escaños en el Congreso. De acuerdo con el testimonio, cuatro de ellos estaban involucrados en el esquema de posible lavado.

  • Rolando Reátegui (San Martín)
  • Cecilia Chacón (Cajamarca)
  • Ricardo Pando (Junín)
  • Carlos Raffo (Lima)
  • Martha Moyano (Lima)

Ojo: En esta lista no figuran Pedro Spadaro, Héctor Becerril, Federico Pariona ni Rufilio Neyra pues por esas fechas recién se preparaban para entrar al Congreso. Sin embargo, también formaron parte del presunto blanqueo del dinero de Odebrecht, de acuerdo con el testimonio del testigo protegido.

Tampoco está ahí Keiko Fujimori, quien por esos años acumulaba 500 días de ausencia en el Congreso. Pero ella es —según el testimonio— una de las cabezas de todo esto. Pero sobre eso hablamos después.

Cómo se lavaba

El testimonio también da cuenta de cómo es que el congresista Rolo Reátegui —el que toma conocimiento on the rocks— movía el dinero que Keiko recibió —todo indica— de Odebrecht. Cada cierto tiempo, Lady K le pegaba una llamada, Rolo iba hasta donde funcionaba el partido en ese entonces (una casa a nombre de Joaquín Ramírez), recogía la plata y luego —usando sus viajes de representación— se iba hasta San Martín con el dinero dentro de un sobre de manila. Sí, leíste bien: un sobre de manila.

Una vez allí, se buscaba amigos, familiares, personas que confiaban en él, para hacerlos figurar como aportantes. Hacía los recibos, los pasaba por la tesorería del partido en su región y luego regresaba con todo de vuelta a Lima. Reátegui se habría enterado después que el resto de personas que mencionamos en el punto anterior, también lo hacían.

Esto es lo que la Fiscalía ha llamado “pitufeo”: hacer pasar un aporte millonario por una serie de aportes de menores montos provenientes de personas particulares. Así no parece que una multimillonaria constructora te bajó un sencillo, sino que incautas personas (que no tienen cómo justificar aportes de miles de dólares) te lo donaron.

El verdadero rostro de Fuerza Popular

Decíamos al comienzo que Fuerza Popular, que es la digievolución de Fuerza 2011, es un partido fachada. De acuerdo con el testimonio del testigo protegido, el que realmente manda es este hombre:

Si Vladimiro Montesinos es VOldemort, Vicente Silva Checa vendría a ser su Barty Crouch Jr. Foto: Perú21.

Si Vladimiro Montesinos es Voldemort, Vicente Silva Checa vendría a ser su Barty Crouch Jr. Foto: Perú21

Vicente Silva Checa es con quien Keiko Fujimori consulta y, como te hemos contado, este hombre estuvo preso por sus vínculos con Vladimiro Montesinos. Quienes también forma parte del comité consultivo de Keiko, y esto ya lo sabemos también, son Ana Hertz y Pier Figari. Quien fue expectorado de ese íntimo círculo fue Joaquín Ramírez, cuando este se convirtió en una papa caliente después de la denuncia del piloto Jesús Vásquez. Lo sacudieron.

En resumen, todo el organigrama de Fuerza Popular —José Chlimper y Miki Torres a la cabeza— sería una farsa. Solo están ahí para la firma.

Ahora solo queremos llamar la atención sobre algo: si así fue como el fujimorismo pitufeó millones de dólares en el 2011 con 13 escaños en el Congreso, ¿cuánto más habrían pitufeado para todas las demás campañas?

Texto e imágenes de: Utero
@ BOMBA: Según este testigo, Rolo Reátegui era el Glovo de Keiko para la lavandería

Comentarios

comentarios

Leave A Reply