Fiscal comprobó que fujimoristas presionaron a testigo para que mienta sobre aporte a Keiko

0

Conspiración. Abogados de Fuerza Popular viajaron a Nuevo Cajamarca (Rioja) para que falso aportante firmara documentos y así justificar donación de dinero que nunca hizo a campaña de Keiko Fujimori en el 2011. El testigo clave rechazó ser parte del complot y a cambio recibió amenazas de los fujimoristas.

Congresistas fujimoristas, como Héctor Becerril, pretendieron perturbar la diligencia del fiscal Pérez Gómez, quien descubrió evidencias de fraude en las cuentas de Fuerza Popular.

Lima, 10 de diciembre de 2017.– El testigo clave con el código TP-2017 confirmó por intermedio de su abogado Miró Toledo Gutiérrez que el fiscal de Lavado de Activos, José Pérez Gómez, fue testigo presencial cuando el ex alcalde fujimorista Nolberto Rimarachín Díaz llamó al celular del declarante para presionarlo y ofrecerle dinero a cambio de que admita que sí aportó a la campaña presidencial de Keiko Fujimori Higuchi en 2011.

El letrado reveló a La República que el lunes último 4 de diciembre, aproximadamente a las 10:45 de la mañana, en circunstancias en que el testigo clave brindaba su testimonio sobre la investigación de los aportes “fantasmas” ante el fiscal Pérez, el ex alcalde fujimorista de Nueva Cajamarca, de la provincia de Rioja, en San Martín, Nolberto Rimarachín, lo llamó a su celular para citarlo y pedirle que admita haber aportado a la campaña de Fujimori y le ofreció dinero.
La llamada fue registrada y grabada en el despacho fiscal. “En un inicio le comuniqué al fiscal Pérez que el testigo clave venía recibiendo constantes llamadas telefónicas del congresista Reátegui y del ex alcalde Rimarachín, para exigirle que se ratifique de haber aportado a favor de Keiko y para ponerlo en evidencia dejara encendido el celular del testigo durante la diligencia”, señaló Miró Toledo.

Efectivamente, mientras el testigo clave relataba los detalles de cómo fue captado por Rimarachín y Reátegui, el celular del testigo sonó en cuatro oportunidades, lo que sorprendió al fiscal Pérez. La llamada era de Rimarachín.

La mano oculta

El testimonio del testigo clave TP-2017 y la llamada de Rimarachín fueron algunos de los argumentos para que el fiscal Pérez solicitara ante el juez Richard Concepción Carhuancho el allanamiento de los locales de Fuerza Popular, registrado el último jueves en la avenida Colón 422 y en Surco, donde la autoridades decomisaron abundante documentación contable, discos duros, algunos dispositivos de almacenamiento.

El abogado Miró Toledo dio relevante información a este diario: que en noviembre de este año una comisión de alto nivel, conformada por un pool de abogados, viajó a Nueva Cajamarca, en representación de Fuerza Popular y de su lideresa Keiko Fujimori, para conminar al testigo clave a que firme un documento elaborado por la comitiva en la que se consigna un recibo de aportaciones en efectivo a Fuerza Popular del 2011, número 000424, con un monto de 5 mil dólares.

Igualmente, llevaron un voucher consignando el depósito de 5 mil dólares a la cuenta de ahorros Nº 055-7143071 a nombre de Fuerza Popular 2011, registrado a las 10:43 con fecha el 18 de marzo del 2011, en la agencia 323 de Scotiabank en Tarapoto.

Estaba planificado

Ante su negativa a aceptar dicha imposición por parte de los abogados del fujimorisno, el testigo se quedó con la documentación que entregó a su abogado Miró Toledo y este la proporcionó al fiscal Pérez como evidencia de las presiones de las que era objeto.

“Todo estaba planificado. Al ver que el testigo había sido notificado por la Fiscalía de Lavado, tanto el ex alcalde Rimarachín como el congresista Reátegui trataron por todos los medios de presionar a mi patrocinado para hacerle firmar documentos donde ratificaba haber aportado los 5 mil dólares a la campaña de Keiko Fujimori, cuando en realidad todo era una falsedad bien montada por los fujimoristas”, concluyó.

El factor san martín

La región San Martín aparece como escenario significativo en estas denuncias de aportes fantasmas. La fiscalía ha identificado un grupo de siete personas que Fuerza 2011 declaró como aportantes, pero que según la Fiscalía no habrían entregado los montos que se consignan. Estos son Ytalo Ulises Pachas Quiñones, Jorge Luis Becerra Nuñez, Yoni Guzmán Rimarachín Vela, Irma Carranza Montenegro, Gregoria Vela Arista, Guzmán Rimarachín Díaz, Mayra Alexandra Castañón Dávila. Todos aparecen como aportantes el mismo día, el 18 de marzo del 2011.

Pero en algunos casos llama la atención que hayan entregado el mismo monto, según los documentos del partido ‘naranja’ presentados a la ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales). En su informe correspondiente al periodo del 1 de febrero al 30 de marzo del 2011, seis de estos nombres integran una decena que abona individualmente el mismo monto: 13 mil 845 soles, al menos en el papel.

Esta cantidad como aporte se repite 30 veces solo en el informe de febrero y marzo de ese año, asignado a diferentes aportantes supuestos con fechas entre el 15 y el 18 de marzo, según el documento. Es decir, si los unimos suman 415 mil 350 soles. Otros montos repetidos también se observan en otros grupos de aportantes de la declaración.

En otros casos, como el del Partido Nacionalista, la repetición de un monto no redondo como este y la negación de aportes de varios que aparecían como donantes despertaron las primeras sospechas de que había ahí una cantidad grande partida en varios aportantes fantasmas. En este grupo de la declaración fujimorista, destaca el apellido Rimarachín. Especialmente, Nolberto Rimarachín Díaz, dirigente fujimorista que, según un testigo protegido por la Fiscalía, lo presionó para que declare que sí había dado al partido un dinero que en verdad no había donado. Además de él, aportan con la misma cantidad su hermano Guzmán Rimarachín Diaz y el hijo de este, Yoni Rimarachín Vela.

El testigo protegido aseguró que Nolberto Rimarachín lo quiso coaccionar a que asuma el falso aporte, con respaldo del congresista fujimorista Rolando Reátegui. Este ha negado esa versión, pero su influencia en San Martín resulta innegable. Nolberto Rimarachín es actualmente director en el Gobierno Regional sanmartiniano, que dirige Víctor Noriega Reátegui, fujimorista pariente del legislador.

Un caso peculiar es el de Mayra Castañón, una joven que aparece en las declaraciones de Fuerza Popular como donante de más de 41 mil soles aquel 2011. Sin embargo, ese mismo año aparecía como deudora en los registros crediticios. En el 2015, Castañón negó haber hecho la donación declarada por el fujimorismo en un reportaje del programa Panorama: “Jamás he aportado nada porque no tengo de dónde (…). Es un fraude total”, dijo entonces a la periodista Karina Novoa en un diálogo por chat privado.

Castañón era entonces una joven estudiante, con hijos a cargo, y que debió dejar la universidad brevemente por la falta de dinero.

A pesar de esta situación, en su declaración reciente a la Fiscalía, afirmó que sí abonó esos más de 41 mil soles al fujimorismo en la campaña del 2011. ¿De dónde sacó tamaña cantidad? Castañón contestó al fiscal que lo hizo con una parrillada que hizo con otros muchachos en la calle Huallaga del distrito de La Victoria.

¿Qué cambió para ese giro?

Lo cierto es que ahora ella labora en el Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo, que pertenece al Gobierno Regional de San Martín. Desde el año pasado ha recibido al menos cuatro mil 500 soles según la base de datos de Transparencia Económica.

Castañón no respondió nuestros mensajes para recoger su versión en esta nota.

Rimarachín es director en el Gobierno Regional sanmartiniano, que dirige Víctor Noriega Reátegui, fujimorista pariente del legislador Rolando Reátegui.

Lo que dijo el testigo clave al fiscal Pérez

– “Soy una persona de condición humilde y trabajo en la municipalidad de Nueva Cajamarca con un sueldo de 1.500 soles que con las justas me alcanza para mantener a mis hijos. Yo jamás he aportado un solo céntimo a la señora Keiko Fujimori, pero por la presión del congresista Rolando Reátegui lo acepté, pero ahora quiero decir toda la verdad”, le dijo el testigo clave al abogado Miró Toledo, registrado en un escrito firmado por el obrero municipal y entregado al fiscal José Pérez.

– Miró Toledo indicó que cuando el testigo fue notificado por la Fiscalía de Lavado de Activos, el congresista Reátegui y Rimarachín lo llamaron y le insistieron que no se preocupara porque todo ya estaba arreglado en la fiscalía de Moyobamba.

– “No te preocupes, el congresista Reátegui va a hacer una jugada para solucionar el problema. Va a pedir, a través del fiscal de Moyobamba, que es su amigo, para que mande un exhorto al fiscal Pérez, te tomen tu manifestación. Solo tienes que decir que sí aportaste”, contó el testigo sobre la llamada del ex alcalde, cumpliendo el pedido del congresista fujimorista Reátegui.

Doris Aguirre/David Pereda/periodistas de la República

Texto e imágenes de: Wayra Noticias
@ Fiscal comprobó que fujimoristas presionaron a testigo para que mienta sobre aporte a Keiko

Comentarios

comentarios

Leave A Reply