No al salvataje público a medios privados.

0

Escribe Enrique Valderrama

Proyecto de ley presentado por Mauricio Mulder para eliminar la posibilidad de contratar publicidad estatal en medios privados me parece importante y atinado.

En los últimos años esta praxis se ha incrementado exponencialmente en la misma proporción que el crecimiento económico ha sufrido una importante baja, es decir habiendo y generando menos plata se hace más propaganda y se contrata más anuncios. Esta es una situación que debe corregirse.

Primero se debe tener claro que el Estado tiene sus propios medios como el Peruano y TV 7, en los cuales es apropiado y válido que se den a conocer los logros de cada gestión gubernamental y cada sector del Estado; ello sumado a la difusión en las redes sociales deberían ser suficientes ya que el objetivo debe centrarse en la buena gestión no en la propaganda.

Ahora es al revés, fíjense los programas sociales de Humala y su gestión en Salud, ambas con millones en publicidad, pero auténticas decepciones y desastres en términos de efectividad.

Segundo el proyecto presentado por el parlamentario aprista no atenta en modo alguno la libertad de expresión, los medios seguirán publicando como deseen y bajo la línea que tengan, únicamente que ya no podrán ser pasibles de recibir publicidad estatal.

Generarán sus ganancias de acuerdo a sus anunciantes privados y a sus ventas, es decir serán como cualquier otra empresa terrenal que tiene que luchar día a día por ser competitiva sin recibir el salvataje del dinero público del Estado.

Es bastante simple la ecuación, no se viola ningún derecho, sólo se elimina una preferencia injusta y que además pervierte el uso de la publicidad y además desprestigia a la prensa nacional. Sería interesante hoy preguntarle al ciudadano de a pie, cuánto confía en la prensa para constatar la crisis de credibilidad del cuarto poder en el Perú.

Tercero, esto ayudará a que el Estado en general y el Gobierno de turno en particular publicite con la mayor inteligencia posible en las plataformas digitales, mucho más baratas y de gran alcance, el uso de estas plataformas conectará las instituciones con la juventud también. Algo que particularmente hoy no existe. Será un efecto colateral muy importante.

Cuando inició el Gobierno aprista, a través del DU 020-2006 se redujo el gasto en publicidad estatal, de acuerdo a una política general de austeridad y de enfoque en invertir lo más que se pueda en cuestiones efectivas para reducir la pobreza y para conectar el país a través de infraestructura.

Con el triunfo de Humala se inició una perversa desnaturalización del gasto en publicidad, llevando en 2013 a despilfarrar en este concepto nada más y nada menos que 400 millones de soles. Es muy probable que en su misma lógica continuista Kuczynski mantenga este despropósito y lo vuelva ya una costumbre arraigada. Es por esto que el proyecto de ley en cuestión debe prosperar. No debemos construir perversamente con dinero público una oligarquía mediatica, ni convertir en regla general el salvataje público a medios privados, mes a mes, como ahora se hace con algunos diarios y revistas.

Texto e imágenes de: Impacto
@ No al salvataje público a medios privados.

Comentarios

comentarios

Leave A Reply