LA POSICIÓN DEL ALCALDE COMEÑO ANTE LA PROPUESTA DE CREAR UN NUEVO DISTRITO EN COMAS

0

Agencialn.com.- Esta semana una inicitiva lanzado por unos vecinos ligados a la izquierda peruana, trajo como consecuencia la incertidumbre de los vecinos que residen en el distrito de Comas. Para ello, el alcalde de Comas, Miguel Saldaña, lanzo una pregunta en un articulo de opinión que dice; ¿Se solucionan los desafíos del desarrollo y de la lucha contra la pobreza creando nuevos distritos? 

El Perú tiene poco más de 31 millones de habitantes organizados en 25 regiones -incluye la Región Callao-; 196 provincias, 1646 distritos y 2437 centros poblados. Lima, la capital, -10 millones de personas- es gobernada por dos Gobiernos  Regionales -uno del Callao y otro de Lima que cuenta con funciones de Gobierno Regional-. Además, 2 provincias -Lima y Callao- y 49 distritos -7 en el Callao y 42 en Lima- completan los gobiernos subnacionales.  El Gobierno del Perú está organizado en tres niveles: Gobierno Nacional, Gobierno Regional y Gobiernos Locales que corresponden con lo señalado en las líneas precedentes: 25 Gobierno Regionales, 196 Gobiernos Municipales Provinciales, 1646 Gobiernos Municipales Distritales y 2437 Gobiernos Municipales de Centros Poblados (INEI, 2015). En total: 4304 gobiernos subnacionales. Además, el Gobierno Nacional cuenta con una Red de Gobierno Interior formada por un sistema de prefectos regionales, sub-prefectos provinciales, subprefectos distritales y tenientes gobernadores en todas las localidades. Algunos ministerios cuentan con oficinas desconcentradas.

A lo largo de dos siglos los peruanos hemos ido ocupando el territorio nacional, creando y organizando el Estado y los distintos niveles de gobierno, impulsados por la necesidad de proyectar, promover, impulsar y planificar el desarrollo en pos del anhelado progreso. En un país unitario y descentralizado se necesita una relación armoniosa y equilibrada entre centralidad y descentralización. En el país los sucesivos gobiernos nacionales han mantenido el centralismo junto a la profusión de gobiernos subnacionales que no dan la talla. En el nivel local, acicateados por pulsiones y ambiciones políticas coyunturales, se ha debilitado la gobernanza y la gobernabilidad en la idea y afán infantil de crear nuevos distritos y cumplir el “sueño” del distrito y del gobierno propio. Una de las consecuencias de las fuerzas centrífugas ha sido la atomización y la feudalización del gobierno de los distritos con graves resultados: aumento de la burocracia, debilitamiento de la planificación, duplicación de esfuerzos, incremento de la ineficiencia y la ineficacia en la lucha por superar la pobreza (20,7%) y la extrema pobreza (3,8%), dificultades para mejorar y extender la calidad de los servicios y construir infraestructura, crear ciudadanía y mejorar el hábitat.

¿Ayuda a avanzar al Perú la creación de mayor número de regiones, provincias y distritos? Tajantemente, no.  Se crea una quimérica ilusión que desune política y económicamente, dificulta la planificación,  acrecienta la burocracia y favorece la corrupción, desmoraliza a los vecinos y debilita el tejido social. 

En la Mancomunidad de Lima Norte, hemos propuesto crear en la provincia de Lima tres instancias de coordinación que centralice a los distritos de Lima Norte, Sur y Este con la finalidad de planificar estratégicamente el desarrollo urbano y humano, elaborar planes e inversiones que integren a todos los distritos pues hoy se realizan inversiones distritales con una visión autárquica y conflictiva con los distritos limítrofes, conflictos cuya raíz encontramos en la corrupción originada, por ejemplo, en la imposición de distintas zonificaciones en un mismo espacio urbano a fin de favorecer negocios de empresas constructoras. No se trata, entonces, de dividir, crear nueva burocracia y anarquizar. La coordinación provincial pretende unir, integrar, impulsar sinergias en un círculo virtuoso que potencie el progreso. Se busca, entonces, centralizar y no dividir feudalizando los gobiernos locales.  

¿Por qué vuelve a resurgir en Lima la idea de crear nuevos distritos? En primer lugar por la incompetencia de los gobiernos nacionales y provinciales que los vecinos atribuyen a los gobiernos distritales como en el caso del servicio y la red de agua y desagüe que está en manos del gobierno nacional y las vías metropolitanas que corresponden al gobierno provincial. En segundo lugar por la ralentización de la fase de crecimiento del ciclo económico que ha impactado en la disminución del ingreso nacional y del FONCOMUN, dejando a los distritos con menores ingresos; y, por la misma causa, en un retraso en el pago de los tributos en detrimento de la calidad de los servicios y la disminución de las obras. No podemos olvidar que el 32,9% de los peruanos que ha salido de la pobreza se encuentra en situación de vulnerabilidad con ingresos y gastos muy ajustados.

En los últimos años, ha ido disminuyendo la inversión en infraestructura: agua y saneamiento, autopistas, vías expresas, colectoras y distritales, equipamiento y mobiliario urbano entre otros. Los pedidos de los vecinos buscan mejorar su calidad de vida y, al no encontrar respuestas en la inversión del Gobierno Nacional, buscan un “culpable” en los gobiernos distritales. En ese contexto surge la demagogia de políticos siniestros que ocultan la realidad y sus intereses electorales, promueven falsos conflictos que buscan “resolver” las carencias con la idea de “crear un nuevo distrito” e impactar con “denuncias”  en los medios con el objetivo de desprestigiar a las autoridades bajo el supuesto, además. que  con ello saldrán favorecidos. Se crea, simplemente, un espejismo.

Según la Ley de Demarcación Territorial, el objetivo de la organización del territorio es “lograr una división racional y organizada del territorio nacional a partir de circunscripciones que garanticen el ejercicio del gobierno y la administración”.  ¿Se logran esos objetivos promoviendo la caótica creación de nuevos distritos? Claramente no. Y, sin embargo, algunos, irresponsablemente, insisten en un sendero divisionista que crispa y  obstaculiza el progreso y no resuelve nada. ¿Se trata de la antigua estratagema de “a río revuelto, ganancia de pescadores”? 

Por Miguel Saldaña Reátegui

Alcalde de Comas

Presidente de la Mancomunidad de Lima Norte

Texto e imágenes de: Agencia LN
@ LA POSICIÓN DEL ALCALDE COMEÑO ANTE LA PROPUESTA DE CREAR UN NUEVO DISTRITO EN COMAS

Comentarios

comentarios

Leave A Reply