Estas son todas las regiones de Europa que buscan su independencia

0

Cataluña no es la única región en la Unión Europea (UE) que aspira a una mayor autonomía o a la independencia del Estado central. A continuación, un panorama de la situación en el bloque europeo:

España – País vasco:

Ya durante la Edad Media los vascos obtuvieron una amplia autonomía concedida por la corona española. Durante casi 50 años la organización armada separatista ETA luchó por conseguir un Estado independiente, dejando centenares de muertos, hasta que en 2011 declaró el fin unilateral de la lucha armada y en abril de este año entregó las últimas armas, aunque el Gobierno y la Policía creen que esto último fue sólo una escenificación.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) que gobierna la región aspira, al igual que el ejecutivo regional de Cataluña, a un Estado independiente. Pero apuesta por el diálogo y por un referéndum pactado, no unilateral como el catalán.

La organización terroristas ETA buscaba la independencia del País Vasco.

Alemania – Baviera (Bayern)

En Alemania también existe una formación que promueve la independencia en la rica e industrializada Baviera, el Partido de Baviera (Bayernpartei), aunque de carácter minoritario y sin representación parlamentaria. Alegan que el Estado bávaro existía antes que el alemán, además de diferencias lingüísticas o religiosas. Sin embargo, la estructura federal alemana disipa las analogías con Cataluña.

A principios de este año, el Tribunal Constitucional alemán falló en contra de que el Land pudiese celebrar un referéndum de independencia, en respuesta a la pregunta de un ciudadano que pretendía saber si sería legal convocar una consulta popular de autodeterminación.

A Baviera no le corresponde el llamado derecho a decidir, expresión que en todo caso no se utiliza en Alemania.

Reino Unido – Escocia / Irlanda del Norte

El Partido Nacional Escocés (SNP) de la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, aplazó sus intentos de lograr la independencia de Escocia tras la pérdida de apoyo en las elecciones anticipadas del pasado junio, lo que no supone sin embargo una renuncia a sus aspiraciones.

Sturgeon quiere esperar a que haya una mayor claridad sobre la futura relación de Reino Unido con la Unión Europea (UE) tras el Brexit antes de decidir los próximos pasos. En 2014, los escoceses se manifestaron en contra de la independencia en un referéndum acordado con Londres. La propuesta de celebrar una segunda consulta, esta vez rechazada por Londres, que Sturgeon llevó a la campaña electoral de junio le hizo perder a su partido numerosos escaños, pasando de 56 a 21 en el Parlamento británico.

Por su parte, en IRLANDA DEL NORTE, el pro irlandés Sinn Fein ve en el Brexit una oportunidad para lograr la secesión de Londres y unirse a Irlanda. El país vivió décadas de lucha armada durante el siglo XX.

En 2014, los escoceses se manifestaron en contra de la independencia en un referéndum acordado con Londres

Francia – Córcega

Numerosos corsos aspiran desde hace décadas a una mayor autonomía de la isla frente al Estado francés, incluso con atentados perpetrados por separatistas contra edificios gubernamentales o casas de vacaciones de franceses que viven en el continente. En 2014, el Frente de Liberación Nacional de Córcega (FLNC) dejó sin embargo las armas, al tiempo que las fuerzas nacionalistas ganaban fuerza conquistando tres de los cuatro escaños reservados a la isla en la Asamblea Nacional francesa en los comicios de junio.

Italia – Lombardía / Véneto / Cerdeña

Las aspiraciones de una mayor autonomía cuentan con una larga tradición en Italia. Las regiones norteñas ricas de Lombardía y Véneto votaron ayer en dos referendos a favor de una mayor autonomía. El Partido Liga Norte, que en el pasado aspiraba a la secesión del rico norte del pobre sur del país, destacó sin embargo que esas votaciones no vinculantes se enmarcan en la legalidad y no son comparables a la consulta en Cataluña.

En CERDEÑA, los separatistas se ven animados por lo que ocurre en Cataluña e incluso viajaron a Barcelona. El presidente del movimiento autonómico Unidos, Maruro Pili, llevó incluso al Parlamento de Roma un borrador de ley para pedir un referéndum de independencia.

Bélgica – Flandes

El objetivo a largo plazo de los nacionalistas flamencos es crear un “Flandes totalmente independiente”. El ministro de Migración, Theo Francken, del nacionalista N-VA, en el gobierno federal belga desde 2014, alaba a los catalanes y asegura: “El N-VA no quiere una revolución ni aspira a la secesión”. Quiere que el Gobierno belga traspase paulatinamente competencias a los Gobiernos regionales y a Europa y de esta manera acabe siendo superfluo. Con esa actitud, el N-VA fue el partido más votado en 2014 y dejó al margen al partido Vlaams Belang, mucho más radical, que sólo logró tres escaños en el parlamento federal.

Los nacionalistas flamencos buscan la independencia de Flandes frente a Bélgica

Polonia – Alta Silesia

El Movimiento por la Autonomía de Silesia (RAS), fundado en 1990, quiere lograr una autonomía similar a la que tenía la región antes de la Segunda Guerra Mundial. A su favor alega la particularidad lingüística y cultural de Alta Silesia, pero no aspira a la independencia. El RAS es atacado con fuerza por el partido gobernante nacionalista, PiS. Ahora, el movimiento aspira a crear un partido regional propio y ha iniciado los trámites en los tribunales. Sin embargo, no aspira a convocar un referéndum de independencia sino una mayor autonomía fiscal: “Queremos más independencia financiera”, señala su líder Jerzy Gorzelik, cuyo objetivo es obtener una mayor cuota del dinero recaudado en la región.

República checa – Moravia

Cada vez más ayuntamientos siguen desde 2012 una iniciativa para colgar en la región histórica de MORAVIA la antigua bandera roja y dorada con el águila en días festivos y señalados. Sin embargo, no existen aspiraciones serias de independencia por el momento. Antes de la división de Checoslovaquia en República Checa y Eslovaquia en 1993 se había barajado la variante de una triple federación checa – morava – eslovaca, que finalmente se descartó. Hasta 1918, el marquesado de Moravia era una corona del Imperio Austrohúngaro.

Rumania – Transilvania

Las exigencias de autonomía de los representantes de los húngaros étnicos en Rumania son un foco de conflicto desde la caída del comunismo, aunque la tensión se ha visto frenada desde la participación casi continua en el Gobierno desde 1996 de la Alianza Democrática de los Húngaros de Rumania. Pero las emociones nacionalistas, azuzadas en ocasiones por el presidente húngaro Victor Orban, podrían volver a avivarse en 2018 cuando se celebre el centenario de la “reunificación”, que celebra la época en la que formaba parte de Hungría. La web sputnik.md de la vecina Moldavia difundió el rumor de que en Transilvania podría ser inminente un referéndum de independencia al modelo catalán.

Muchos rumanos desean también una mayor independencia de la capital, Bucarest, que sitúan culturalmente en una parte de los Balcanes menos desarrollada y corrupta, frente a su sentimiento de formar parte de una Europa Central que estuvo bajo dominio de los Habsburgo. Transilvania es una región rica y muy turística.

Chipre

La parte norte de la isla, la República Turca del Norte de Chipre, que sólo reconoce Turquía, ya se separó en 1983 de facto de la República de Chipre, gracias a la ayuda militar turca. Desde entonces, han fracasado varios esfuerzos mediados por la ONU para superar la división con la formación de una federación de dos países con los mismos derechos políticos. Toda Chipre es desde 2004 miembro de la Unión Europea según la interpretación jurídica del bloque. Sin embargo, el derecho comunitario no rige en el norte mientras no haya solución al conflicto.

Dinamarca – Groenlandia e islas Feroe

Tanto en Groenlandia como las Islas Feroe existen movimientos independentistas. Ambas son regiones relativamente autónomas desde 1948. En 1979 Groenlandia consiguió la autonomía con un Gobierno propio y tras un referéndum en 1982 salió de la Comunidad Económica Europea (CEE), predecesora de la UE. Por motivos económicos Groenlandia y las Feroe aspiran a la independencia plena de Dinamarca. El 25 de abril de 2018 las Feroe quieren celebrar un referéndum para tener una Constitución propia, lo que podría preceder a uno de independencia. Al igual que Groenlandia, no forman parte de la UE.

 

Agencia dpa.

Texto e imágenes de: Impacto
@ Estas son todas las regiones de Europa que buscan su independencia

Comentarios

comentarios

Leave A Reply