10 frases que no le debes decir a un “agresor sano” para prevenir que te mate

0

El Panfleto Perú, inspirado por las sabias palabras de Maritza García, congresista fujimorista y presidenta de la Comisión de la Mujer y Familia, ha decidido elaborar una lista con aquellas frases que transforman a un pobre “agresor sano” en un maniático “agresor malo o violento”. Asimismo hemos sido asesorados por un “maestro y gran psicólogo” quien nos dio su perspectiva sobre los feminicidios desde su consultorio ubicado en Jr. Washington. Así que presten atención, féminas, que venimos a educarles en cómo responder adecuadamente a un hombre pues el deber de ustedes es tratarnos bonito y cocinarnos rico el ají de gallina. Shhh, ¿qué es eso? A mí no me levantes la voz que ahorita me convierto en un agresor malo, ¿no ves que soy un agresor sano?

  1. “Amor, la comida no está lista”: Craso error, mujer. A un hombre siempre le gustará que su comida esté caliente y lista para devorarla. Como varones pasamos el día en la calle buscándonos los reales para que nos cocines. Mereces una golpiza salvaje.

  1. “Cariño, tengo que comprar los útiles de los bebes”: Terrible, terrible. ¿Qué no te alcanzan los 150 soles mensuales que te deposito? ¿No ves que soy padre de la patria y no tengo tiempo para cojudeces? Ya te advertí y por ello voy a agarrarte a manguerazos.

  1. “Alberto, no me electrocutes”: Insolente mujer. Por desafiar mi autoridad ahora te pasaré corriente. ¿Cómo se te ocurre denunciarme después de todo lo que te di? Desleal eres y por ello te conectaré a una batería Etna.

  1. “Ya no te quiero”: ¿Cómo no vas a quererme, mierda?, si te sacaba a comer pollo los sábados. Yo te amo, carajo. Si no eres mía, no eres de nadie.

  1. “Tenemos que darnos un tiempo”: ¿Tiempo?, ¿de qué? Seguro me estás poniendo los cuernos, perra mal agradecida. A mí no me haces cachudo, carajo. ¿Ves, ves, ves? Yo no soy violento, ¡TÚ ME PROVOCAS!
  2. “No me pegues frente a los niños, por favor”: ¡CÁLLATE MIERDA! ¡TÚ TIENES LA CULPA DE TODO ESTO, CARAJO! Ahora suplicas, ¿no? Metete al cuarto, carijo… ¡dije que te metas! ¿Por qué chucha lloras?, si todavía no te he tocado. Exageras, mierda.

  1. “Voy a denunciarte a la comisaría”: ¡¿QUÉ?! ¡¿QUÉ MIERDA HAS DICHO?! A mí no me denuncias, mierda. ¿No ves que soy el mejor economista del Perú? ¡¿Me quieres cagar, no?! ¡Nadie te va a creer! ¡ES TU PALABRA CONTRA LA MÍA!

 

  1. “Si me vuelves a tocar, te voy a denunciar”: Jajajajajaja. Haz lo que quieras, idiota. Yo no te tengo miedo; nunca he tenido miedo de nada. ¡HAZLO, PUES! ¡HAZLO! ¿Por qué no lo haces? Ven acá, ¡VEN ACÁ, MIERDA! ¡TOMA! ¿VES?, ¡TÚ ME SIGUES PROVOCANDO!       

 

  1. “No toques a mis hijos”: Son tanto mis hijos como tuyos. Además tú sin mí, no eres nada. Estás sola. Nadie te quiere. Yo no te quiero hacer daño, pero tú insistes en provocarme. Tienes que aprender a respetarme.

 

  1. “No me mates, por favor”: ¡YO HAGO LO QUE QUIERO CONTIGO! ¡¿ENTENDISTE?! ¡¿NO TE ESCUCHO?! ¡HABLA, AHORA! ¡TE AMO Y ESTO LO HAGO POR TI! ¡ME DUELE MÁS A MÍ QUE A TI!

Amiga, denuncia. No calles. No estás sola. El congreso es una desgracia, pero la sociedad civil está contigo. No calles nunca. 

ENTRA este link donde se encuentra el directorio de Centro Emergencia Mujer a nivel NACIONAL →  https://goo.gl/rgm2GM

Texto e imágenes de: El panfleto
@ 10 frases que no le debes decir a un “agresor sano” para prevenir que te mate

Comentarios

comentarios

Leave A Reply