Editorial: ¿Por qué Pepe Mujica sí, y Maritza Garrido Lecca no? (Parte 1)

0

(*) Esta es la primera de una Editorial escrita en tres partes, en la cual se realiza un análisis comparado entre Sendero Luminoso y otras organizaciones de izquierda radical armada en América Latina, así como las transiciones que les siguieron. Así que antes de que comentes alguna mijaelada, lee primero.

 

Rebelión en los llanos

En 1962, el grupo guerrillero FALN, grupo armado derivado del Partido Comunista, declaró su abierta oposición a lo que denominaba “la dictadura bipartidista” que Adecos y Copeyanos habían forjado en Venezuela desde 1958. Los miembros del FALN habían cometido diversos atentados, muchos de ellos en combate abierto contra el Ejército, a la usanza de las luchas de ‘liberación nacional’ que se venían dando en otros países de África y Asia. Los miembros del FALN ocupaban edificios, a la vez que realizaban diversas acciones de agitación, propaganda y sabotaje. El 2 de junio de dicho año, un enfrentamiento armado entre miembros del FALN aliados a militares disidentes convirtió la ciudad de Puerto Cabello en un campo de batalla. Este hecho, llamado El Porteñazo, tuvo como saldo más de 400 muertos y 700 heridos. Al año siguiente, miembros del FALN tomaron el buque comercial ‘Anzoátegui’, siendo acusados de ‘comunistas terroristas’ por el gobierno de Rómulo Betancourt. En los años 70, conocidos guerrilleros como Alí Rodríguez Araque, Douglas Bravo y Teodoro Petkoff se refugiaban en la clandestinidad mientras un anónimo subteniente del Ejército llamado Hugo Rafael Chávez Frías formaba parte del escuadrón que iba en su búsqueda.

En el año 1999, Alí Rodríguez fue el primer ministro de Energía y Minas del nuevo gobierno de Hugo Chávez, quien ponía fin a 40 años del llamado ‘Pacto de Punto Fijo’ entre Adecos y Copeyanos. Posteriormente, Rodríguez Araque ocuparía los cargos de ministro de Relaciones Exteriores, ministro de Economía y Finanzas y Secretario General de Unasur. Asimismo, Douglas Bravo se recicló como intelectual crítico al chavismo, pero a la vez apoyando su agenda internacional, mientras que Teodoro Petkoff ya era un viejo conocido en la política venezolana, que de ministro del gobierno conservador de Rafael Caldera a mediados de los años 90 pasó a ser un precandidato presidencial opositor al chavismo en 2006, sin éxito.

 

Enemigos de la democracia

Se suele decir que el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) del Uruguay fue la respuesta armada a la Junta Militar que gobernaba dicho país durante los años 70. Sin embargo, esto no es cierto: los Tupamaros ya eran activos desde inicios de los años 60, en pleno período democrático, financiando sus actividades a través del robo de bancos, robo de armas, cobro de cupos y secuestros. En 1968, dinamitaron las estaciones de Radio Ariel, pertenecientes al Partido Colorado, en 1969 incendiaron las instalaciones de General Motors, en 1970 secuestraron a un diplomático estadounidense (hecho que inspiró la famosa película ‘Estado de Sitio’, de Costa-Gavras), mientras que en 1971 asesinaron a un inocente, un campesino que por casualidad había encontrado un refugio de armas de la organización. Debilitado en su lucha contra el MLN-T y otros grupúsculos de extrema izquierda armada, el presidente Juan María Bordaberry cede frente a las Fuerzas Armadas y es víctima de un Golpe de Estado en 1973. Posteriormente, los rezagos del MLN-T son desarmados y desarticulados; entre ellos, los dirigentes Eleuterio Fernández Huidobro ‘el Ñato’, José ‘Pepe’ Mujica ‘camarada Facundo’ y Lucía Topolansky, hermana de María Elía Topolansky, ‘la Parda’. Todos ellos capturados, apresados y torturados en las cárceles secretas que administraba la nueva Junta Militar uruguaya.

La historia que sigue ya la conocemos: convertido en un ícono pop mundial, el camarada Facundo pasó a ser el presidente más popular de la historia del Uruguay, mientras que el Ñato Huidobro ocupó el cargo de ministro de Defensa, poniéndose al mando de varios de los exmilitares que lo torturaron, a la vez que Topolansky ocupó diversos cargos en el Congreso tras salir de la cárcel.

 

La respuesta armada a la dictadura

El Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) de Chile surgió como la respuesta de diversos grupos de izquierda que operaban contra de la dictadura de Augusto Pinochet; a diferencia de los miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que empezaron a operar desde los años previos al Golpe. Luego de declarar el inicio de la lucha armada en diversas etapas, tanto el MIR como el FPMR realizaron diversas acciones que fueron inmediatamente consideradas como terroristas por la Junta Militar apoyada por los Estados Unidos. Durante el gobierno izquierdista de Salvador Allende, integrantes del MIR asesinaron a diversos miembros del Cuerpo de Carabineros; dinamitaron la sede del diario El Mercurio, la Embajada de Estados Unidos y una sede del Partido Demócrata-Cristiano. Luego del golpe de Pinochet, estos grupos, así como otros sectores radicales, pasarían a la clandestinidad, centrándose en actividades selectivas como apagones a causa de voladuras de torres eléctricas, secuestros, asesinatos selectivos y uso de coches bomba. Entre 1979 y 1981, la guerrilla de Neltume creada por el MIR bajo inspiración foquista/castrista, intentó fallidamente derrocar al gobierno de Pinochet, pero sus miembros fueron vencidos y algunos de ellos ejecutados o exiliados. Entre 1980 y 1989, miembros del MIR y el FPMR asesinaron al director de la Escuela de Inteligencia del Ejército, y posteriormente, atentados con explosivos y coches bomba en diversas entidades de gobierno, intendencias, municipios, empresas del Estado, así como la Televisión Nacional de Chile. La mayor acción realizada por estos grupos fue el intento de asesinato a Augusto Pinochet en setiembre de 1986, en donde murió buena parte de su seguridad personal. Luego de la transición a la democracia, y tras algunas acciones aisladas entre 1990 y 1991, estos grupos fueron desactivándose progresivamente. Actualmente, si bien estos grupos siguen existiendo, nadie en Chile los considera una amenaza para su sólida democracia.

A pesar de que el FPMR siempre fue considerado como ‘grupo terrorista’ por el gobierno de Estados Unidos, el cese de sus actividades hizo que fueran retirados de dicha lista en 1999. Curiosamente, a pesar que ningún miembro del FPMR se incorporó a la legalidad electoral, sus acciones posteriores al año 2000 no generaron ningún tipo de amenaza mayor a la democracia chilena. Incluso varios de ellos participan como columnistas de periódicos y entrevistados en los canales de televisión del país. Muy diferente del MIR, que siendo en sus inicios más extremista, sí optó por participar en elecciones luego de la transición a la democracia. Ex militantes del MIR han participado como candidatos al Congreso en las elecciones parlamentarias chilenas, e incluso apoyaron a un candidato opositor a Michelle Bachelet en 2005. Actualmente, y bajo otros nombres, el MIR tiene presencia política en universidades, sindicatos y colegios profesionales.

Texto e imágenes de: El panfleto
@ Editorial: ¿Por qué Pepe Mujica sí, y Maritza Garrido Lecca no? (Parte 1)

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Leave A Reply