“Queremos un futbel que nos represente a todxs, que no sea misógino ni opresor”

0

Hoy desperté esperando encontrar una realidad diverse, que me representara a mí tante como a las miles de mujerxs que día a día sufrimos a causa del patriarcado que nes arrebata la libertad de desarrollarnes con igualded. Sin embargue, amanecí y encontré fútbol, fiesta y alegría que me repugna, que me lleva a pensar cuán lejos estemes de le demecrecie. ¿Se han pueste a pensar cuántos gatites callejeres podríamos salvar del hambre si tan sele usárames algo de esa plata del fútbol? Hagamos algunes ejercicixs de reflexión desde el feminisme.

1. Señor Gareca, ¿podría decirme por qué en la selección profesional no hay una sola mujer empederede? Basta con ver cualquier alineación para enfrentar a cualquier rival en una fecha de una eliminatoria a un mundial cualquiera, para darse cuenta del poder del patriarcado que nos ha invisibilizade. Claro pues, señor Gareca, es usted un misógino que nos odia por el solo hecho de ser mujerxs empederedxs.

2. Señores de la FIFA, ¿podrían decirme por qué el juego se trata de “meter la bola” en un arco? Basta con ver cualquier partido para darse cuenta del falocentrismo simbólico que hay detrás de toda esa lógicx perverse de penetración y violencia. ¿No sería mejor un juegue en el que tratemos de empatar arco con arco, y que el equipo que junte más veces un arco con el otro arco, sea el que gane? Pero claro, qué van a saber ustedes de eso si no han leído a Judith Butler, ni tienen maestría en estudios clitorianos. ¡Muerte a los penes!

3. Señores de la FEPEFE (FPF en idioma misógino), me enferma que haya tanta gente feliz. ¿Por qué debemos ocultar los problemas del país con una fiesta de gente adicta a una droga social como el fútbol? No entiendo, realmente como gente ignorante puede admirar a personas sin PhD en Estudios de Género Posbinarios. La Peré (o Perú conocido en idioma misógino) está arrodillade frente a una masa de gente sin mayores aspiraciones que ser feliz por un segundo cuando puede ser eternamente empoderada, libre, linda y loca gracias a mis talleres de cuerpas liberadxs. Señores de la FEPEFE, yo puedo cambiar una visión falocéntrica del deporte y transformarla en una pornoterrorista posbinaria. ¡Por menos Paolos Guerreros y por más Paolés Guerreras empoderadxs!

Pueble Peruene, dejemos de seguir y alentar a una selección de fútbol sin enfoque de género. Los millones de dólares invertidos en publicidad deberían ser orientados, más bien, a la producción de una serie de vídeos informativos que tranquilamente podrían ser grabados en mi sala poliamorosa y combativa. Vídeos informativos que empoderen nuestras cuerpas anarcosexuales. Por ejemplo, he pensado en subvertir y transformar una cocina (un espacio de violencia y opresión) en una plataforma de denuncia. Que el mondonguito a la italiana ya no haga referencia sexual explícita a los labios vaginales de las mujeres italianas; que la papa a la huancaína ya no se refiera a nuestras vaginas de nuestras bellas mujeres étnicas huancaínas; que el tiradito ya no se llame tiradito, sino “relaciones sexuales consentidas y aprobadas en igualdad de condiciones”. Creo que solo así y nada más que así el fútbol será desterrado de nuestras territorias mentales y nuestras cuerpas emergerán como continentes de sabiduría y poliamor pansexual.  

Texto e imágenes de: El panfleto
@ “Queremos un futbel que nos represente a todxs, que no sea misógino ni opresor”

Comentarios

comentarios

Leave A Reply